21
Mon, Jan

Controladores aéreos de EE.UU. demandan al Gobierno por falta de pago

USA
Typography

Washington, 11 ene (PL) La Asociación Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo (Natca) demandó hoy a la administración estadounidense debido a que sus miembros trabajan sin recibir salario durante el cierre parcial del Gobierno.


La acción legal se presentó ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, en Washington DC, el mismo día en que unos 800 mil empleados federales no pudieron recibir sus cheques de pago correspondientes a dos semanas debido a la paralización del 25 por ciento de las agencias y departamentos federales iniciada el 22 de diciembre.
Mediante la demanda el sindicato alega que el ejecutivo viola la Quinta Enmienda porque privó ilegalmente a los miembros de Natca de sus salarios ganados, sin el debido proceso, según indicó en un comunicado de prensa.
También señala violaciones de la Ley de normas laborales justas (FLSA), por no pagar al menos el salario mínimo a los controladores de tránsito aéreo y otros integrantes de la asociación que debieron continuar sus funciones durante el cierre parcial.
Finalmente, se afirma que la Administración Federal de Aviación no pagó puntualmente las horas extra a los miembros de Natca en violación de la FLSA, y el gremio solicita una orden para que el Gobierno retribuya a sus empleados por el trabajo realizado, y por daños y perjuicios.
Los controladores de tránsito aéreo, los coordinadores de gestión de tráfico y otros profesionales siguen trabajando, dedicados a la seguridad de cada vuelo, pero no saben cuándo recibirán su próximo cheque de pago, indica el comunicado.
Según el texto, si no fuera por el cierre, los miembros de Natca habrían comenzado a recibir el depósito directo de los sueldos en sus cuentas a partir de esta mañana.
Por su parte, empleados de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) protestaron ayer contra la situación frente al aeropuerto internacional Hartsfield-Jackson, de Atlanta, Georgia.
Ante la falta de pagos y el creciente número de agentes que se niegan a trabajar sin remuneración, el aeropuerto internacional de Miami, Florida, planea cortar el acceso su terminal G durante este fin de semana para enviar a los trabajadores de la TSA a puestos de control más ocupados.
El cierre parcial se desencadenó ante la negativa del presidente Donald Trump a firmar cualquier proyecto de ley que no contenga cinco mil millones de dólares para edificar un muro fronterizo, y la oposición de los legisladores demócratas a autorizar esa suma para la polémica obra, lo cual impidió la aprobación de leyes de gastos en el Congreso.
Hasta el momento no hay señales de progreso en las negociaciones para poner fin al cierre, que mañana podría convertirse en el más prolongado en la historia del país.