21
Fri, Sep

Venden en EE.UU. planos para armas en 3D pese a medidas contrarias

USA
Typography

Washington, 29 ago (PL) La empresa estadounidense Defense Distributed, que buscaba lanzar en Internet planos para armas en 3D, comenzó a vender tales diseños, pese a las disposiciones judiciales existentes hoy en su contra.


Según Cody Wilson, fundador de la entidad, una reciente orden del juez federal Robert Lasnik, de Seattle, estado de Washington, se refiere a la distribución gratuita de los planos y su forma de envío en base a cuestiones de seguridad, no a la comercialización responsable.
Tal medida nos impidió simplemente regalar las cosas, se trata de una autorización para poder venderlas, pues podemos enviarlas por correo electrónico o en una memoria USB de manera segura, explicó Wilson, citado por reportes de prensa.
Hace dos días, Lasnik falló nuevamente en contra de que la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, permita el lanzamiento público de dichos planos, con lo cual prolongó una orden de bloqueo anterior.
Asimismo, otorgó una orden judicial preliminar a favor de fiscales generales de 19 estados y Washington D.C., quienes argumentan que las armas plásticas fabricadas con esos diseños serían difíciles de rastrear y riesgosas para la seguridad pública.
El veredicto del juez, que durará hasta la solución del caso, sigue al acuerdo de junio pasado entre Defense Distributed y el Gobierno, bloqueado después, con el fin de permitir que los diseños estuvieran disponibles para su descarga.
Los demandantes se oponen a la difusión de los planos pues temen que agregar armas indetectables e imposibles de rastrear al arsenal ya disponible aumentará la amenaza de violencia que ellos y la población experimentan.
Defense Distributed publicó diseños en 2013 para una pistola llamada Libertador y que podía ser impresa en 3D con el plástico ABS, el mismo material utilizado en los bloques de la compañía de juguetes Lego.
Ese mismo año, la administración del entonces mandatario Barack Obama (2009-2017) ordenó a la entidad que retirara los planos, y Wilson demandó al Gobierno en 2015.
Tras la decisión del actual ejecutivo de permitir la salida a la luz de los diseños, ese hecho se programó para el último 1 de agosto, pero ocurrió el bloqueo legal.
Como parte del contexto, Trump pareció pronunciarse en contra de la venta en línea de los planos de armas impresas en 3D, al considerar que eso no tenía "mucho sentido".