20
Tue, Nov

Costa Rica y la República Dominicana se unen para impulsar la agricultura familiar

Economicas
Typography

San José, 27 de junio de 2017.- Agricultores familiares y funcionarios de los Ministerios de Agricultura, así como delPrograma Progresando con Solidaridad (PROSOLI) de la Vicepresidencia de la República Dominicana, la Fundación Ozama y del Instituto del Bienestar Estudiantil (INABIE), visitan Costa Rica para intercambiar experiencias y buenas prácticas sobre producción sostenible de alimentos, comercialización y consumo.

De acuerdo con la FAO, más del 80% de los alimentos que se consumen en el mundo provienen de la agricultura familiar, por lo que es un sector clave para garantizar la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza.

La FAO promueve la cooperación sur-sur como un mecanismo efectivo para el intercambio de soluciones innovadoras y así contribuir al logro de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En el marco del Proyecto “Mejoramiento de la alimentación familiar y escolar mediante unidades productivas agropecuarias y formación de redes comunitarias promotoras de la nutrición y la seguridad alimentaria” y con el apoyo del programa Mesoamérica sin Hambre, impulsado por FAO y AMEXCID, durante cuatro días, los productores y funcionarios de la República Dominicana realizarán una gira de campo en Costa Rica conociendo las experiencias de las regiones Brunca y Chorotega.

Ahí conocerán más sobre las experiencias del Programa de Alimentación Escolar y compras públicas a la agricultura familiar, su sistema asociativo de entrega de hortalizas y la estrategia de producción y comercialización en ambientes protegidos, entre otras prácticas. Entre otros, el intercambio contribuirá a fortalecer los procesos de atención diferenciada a la agricultura familiar, la adecuación de marcos jurídicos para las compras públicas para la alimentación escolar y la promoción del desarrollo rural y local.

Al concluir la misión, se generará un mecanismo de seguimiento para las buenas prácticas identificadas que pueden ser consideradas por otros países para ser adaptadas o replicadas de acuerdo al contexto nacional.

Alimentación Escolar, un camino firme hacia la meta del hambre cero.

Con el apoyo del Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO, República Dominicana y Costa Rica implementan un Programa de Alimentación Escolar Sostenible.

Su objetivo es contribuir al desarrollo de políticas públicas de alimentación escolar, incluyendo la articulación intersectorial y de políticas, el desarrollo de la agricultura familiar y de la economía local, a través de las compras públicas para abastecer los comedores escolares.

En el marco del proyecto Fortalecimiento de los Programas de Alimentación Escolar , se lleva a cabo la iniciativa de Escuelas Sostenibles en República Dominicana, Costa Rica y otros 11 países de la región.

El involucrar a las y los agricultores familiares del entorno, en la comercialización de sus productos como proveedores de los Programas de Alimentación Escolar, es un elemento de la iniciativa de Escuelas Sostenibles que promueve el desarrollo de la economía y de la calidad de la vida local.

Hasta el momento, la iniciativa de Escuelas Sostenibles ha involucrado, en 13 países de la región, a más de cien asociaciones de productores y cerca de 900 agricultores familiares en la comercialización de sus productos a la alimentación escolar, beneficiando a más de 2300 centros escolares y 198 mil niños y niñas con alimentos de calidad, saludables y que respetan la cultura alimentaria local.

Actualmente, la FAO apoya al sector agropecuario de Costa Rica en la producción de hortalizas frescas, sanas e inocuas bajo ambiente controlado, a través de la construcción de Casas Sombra que han permitido al país generar una experiencia muy favorable con productores de la agricultura familiar en apoyo a la institucionalidad pública del país.

Cooperación sur-sur, nuevas alianzas para el desarrollo rural

La FAO reconoce que los países en desarrollo cuentan con una gran variedad de soluciones y con un gran potencial para ampliarse en beneficio de otros países.

A través de distintos mecanismos de cooperación sur-sur y cooperación sur-sur triangular, la FAO promueve la colaboración entre países en desarrollo para avanzar hacia la erradicación del hambre y la pobreza rural.