Tras ordenar la evacuación de 600,000 personas, Miami pide a residentes que acojan a familiares y amigos ante falta de refugios

Miami
Typography

Miami se despierta este viernes con una imagen insólita: calles vacías, tiendas cerradas, refugios llenos y la nerviosa expectativa ante la llegada del huracán Irma, uno de los más potentes ciclones que se hayan formado en la zona del Atlántico.

"Hemos pedido a 600,000 personas que abandonen sus casas", afirmó este viernes el alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, mientras el estado se prepara para recibir la tormenta entre la madrugada del sábado y la mañana del domingo.

Ante la alta demanda de lugares seguros, el condado abrirá nuevos centros este viernes para recibir a personas evacuadas, elevando la cantidad de refugios de 11 a 43 antes del final del viernes.

Sin embargo, la capacidad máxima de los refugios sería de apenas 100,000 personas, por lo que el alcalde pidió a quienes puedan que reciban a amigos y familiares en sus casas.

El portal Airbnb ofrecerá también alojamiento gratuito durante la tormenta.

“No existe área del estado que no vaya a ser afectada por este huracán", afirmó el senador Marco Rubio en una conferencia de prensa desde el condado de Broward.

Este viernes, las zonas turísticas de Miami Beach, Downtown Miami y Brickell ya se ven desoladas mientras los residentes esperan uno de los fenómenos más fuertes en azotar la zona en décadas.

El punto inicial de impacto de Irma no se sabrá hasta unas horas antes de que llegue, pero el sur de Florida ya recibió advertencias de huracán el jueves en la noche, por lo que hay una alta probabilidad de que el huracán cruce directamente esa zona.

En Miami-Dade, las zonas con órdenes de evacuación obligatoria incluyen a toda la costa (Miami Beach, Key Biscayne); las zonas de Downtown Miami, Brickell y partes de Midtown; y algunas partes de Coral Gables.

En Broward, se ordenó evacuar todas las áreas al este de la US-1 (Federal Highway) por su cercanía a la costa.

Las autopistas principales hacia el norte –entre ellas la I-95 y la I-75– estaban abarrotadas de carros en la noche del jueves. Se espera que lo mismo suceda este viernes, mientras los últimos residentes evacúan antes del impacto.

Para facilitar las evacuaciones, el gobernador Rick Scott habilitó el uso del carril de emergencias de la I-75 para uso general, pero solo entre la zona de Wildwood (al noroeste de Orlando) y la frontera con Georgia.

Además, los peajes serán gratuitos hasta nuevo aviso para facilitar las evacuaciones, según anunciaron las autoridades el pasado martes.

Por otro lado, miles de vuelos que pasarían este fin de semana por el sur de Florida han sido cancelados. American Airlines canceló 2,200 vuelos en toda su red y anunció que sus operaciones en Miami, Fort Lauderdale, Fort Myers, Orlando, West Palm Beach y otros aeropuertos en la zona serían canceladas durante el fin de semana.

La aerolínea Delta también canceló 350 de sus vuelos en la región entre el viernes y el lunes.

Por: Univision

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
e-max.it: your social media marketing partner