24
Mon, Sep

Canó admite consumió sustancia prohibida sin saber lo hacía

Beisbol
Typography

SAN PEDRO DE MACORÍS.- Robinson Canó admitió este martes que consumió la sustancia prohibida furosemide, por lo cual fue suspendido por 80 juegos (sin derecho a paga) por la oficina del Comisionado de Grandes Ligas, pero que lo hizo sin conocimiento.

Canó colocó un mensaje en su cuenta de Twittter (@robinsoncano) después que fue suspendido por haber dado positivo a una prueba de sustancias cuyo consumo está prohibido en las Grandes Ligas.

"Recientemente supe que di positivo a una sustancia llamada Furosemide, que no es una sustancia mejoradora del rendimiento", escribió Canó. "Furosemide se usa para curar diversas afecciones médicas en Estados Unidos y en la República Dominicana. Esta sustancia me la dio un doctor con licencia en la República Dominicana para curar una dolencia médica. Mientras que no me di cuenta en ese momento que me dieron un medicamento que estaba prohibido, obviamente ahora deseo haber sido más cuidadoso".

Canó manifestó que "nunca haría nada para engañar las reglas del deporte que amo", y observó que "nunca he dado positivo a una sustancia mejoradora del rendimiento por la simple razón de que nunca he tomado una".

"Hoy decidí aceptar la suspensión de MLB. Esta fue la decisión más difícil que he tomado en mi vida, pero finalmente la decisión correcta dado que no discuto haber recibido la sustancia", apuntó Canó.

"Me disculpo con mi familia, mis amigos, fanáticos, mis compañeros de equipo y la organización de los Marineros", agregó. "Estoy muy agradecido por el apoyo que he recibido durante este proceso, y espero reunirme con mis compañeros más adelante esta temporada".

Canó se encuentra lastimado, después que el domingo pasado recibió un pelotazo en una mano, mientras bateaba, en el partido de su equipo (Marineros de Seattle) frente a los Tigres de Detroit. El golpe le produjo fractura en la región metacarpiana de su mano derecha.

Este martes, Canó estaba programado para recibir en Filadelfia una opinión médica sobre su lesión, de la cual diferentes fuentes aseguran que ameritará operación y lo mantendría fuera de acción alrededor de tres meses.

La sanción de 80 partidos entró en vigencia de inmediato, este martes, sin importar la condición de jugador en lista de incapacitados de Canó, quien se estima dejará de recibir unos 11 millones de dólares de su salario, de 24 millones, esta temporada, con los Marineros.

Al momento de la lesión, Canó bateaba .284, con cuatro jonrones y 23 carreras empujadas, en 143 veces al bate y 34 juegos con los Marineros, este año.

Canó actuó con las Estrellas Orientales por ocasión más reciente en la temporada 2016-2017, cuando vio acción en el último partido de la Serie Regular.

El intemedista es el jugador más popular en el equipo Estrellas Orientales y uno de los más populares en el país, donde casi es venerado en su pueblo natal, San Pedro de Macorís, por su calidad como jugador y sus múltiples obras en beneficio de la comunidad.