20
Thu, Sep

El país que queremos

Editorial
Typography

Primicias tiene la firme convicción de que necesitamos un país con menos problemas para bien de todos.. Rechazamos los carteles, monopolios y que la riqueza nacional sea controlada mayoritariamente por no más de 46 familias.
Somos enemigos de los excesos del poder.
Insistimos en que los medios de comunicación son los principales aliados de la gobernabilidad y que los gobernantes deben tomar las criticas para fortalecer la democracia.
No queremos una nación donde se exhiba la intolerancia y la prepotencia en el ejercicio del poder.
Quienes gobiernan representan la sociedad y deben apostar a la transparencia en el manejo de las finanzas publicas.
Los partidos en el poder deben gobernar ajustados a las leyes y la Constitución y los partidos de oposición jugar su rol opositor como equilibrio democrático.
No conviene el silencio y la pasividad de la oposición.
Es beneficiosa la apertura de negocios para generar riquezas y redistribuirlas, pero no conviene el cierre de empresas por el impacto negativo que tiene para la economía y la sociedad.
No queremos un país con un clima de violencia e inseguridad tan preocupante.
Tampoco que se persista en la práctica de elaborar anualmente presupuestos deficitarios para seguir impulsando el endeudamiento público, que se convierte en una amenaza real para las presentes y futuras generaciones.
Primicias apuesta a la estabilidad cambiaria, no a la escasez de dólares, que motivan a intervenciones frecuentes del Banco Central en el mercado cambiario. Hace bien el Banco Central enfrentando la escasez de divisas en el mercado.
A una cultura exportadora efectiva, no al pírrico incremento de las exportaciones.
A una política de generación de empleos, no a la pérdida de puestos de trabajo.
Apostamos a la solución del problema de los apagones y del costo de la energía, no a los apagones molestosos y encarecedores de costos.
Abogamos por la seguridad ciudadana y porque la Policía se apegue a la legalidad, no a la inseguridad callejera.
Apostamos a la preservación de las micros, pequeñas y medianas empresas, generadoras de la mayor actividad económica en la nación.
Soñamos con comunidades ricas, no pobres.