18
Sun, Nov

David Collado: El legado de un alcalde ciudad

Opinion
Typography

“Santo Domingo de Guzmán, moderna y cosmopolita, cuna de la civilización americana durante los siglos XV y XVI fundada por el Adelantado Don Bartolomé Colón en agosto 1496, es la ciudad más antigua del Nuevo Mundo. Hoy, en una metrópolis que mezcla la pasión y el carisma del Caribe con las culturas que ha construido a su identidad”.
David Collado, alcalde del Distrito Nacional, antes diputado del Congreso Nacional, presidió la Comisión de Turismo e impulsó la Ley de Emprendedores 688-16 que tiene como objeto la creación del marco regulatorio e institucional que fomente la cultura emprendedora, promueva la creación y permanencia de emprendimientos incorporados formalmente en la economía, mediante el establecimiento de incentivos y eliminación de obstáculos que permitan su desarrollo y consolidación en el mercado nacional e internacional. Además obtuvo, la elevación de 14 provincias como ecoturísticas.
No tengo el placer de conocer personalmente a David, he seguido su trayectoria pública en el Distrito Nacional, donde ha constituido una comunidad que ejerce todas sus actividades, estando representada por un gobierno local que garantiza, promueve el bienestar social, económico y los servicios eficientes a Santo Domingo.
El Ayuntamiento del Distrito Nacional, como organismo de la admiración pública que forma parte del Estado debe poseer para el desarrollo de sus actividades la diafanidad y coherencia de la base política, administrativa e institucional que ha impreso David Collado, para garantizar la participación democrática de sus habitantes en las decisiones de su actual gerencia municipal.
El compromiso jurídico distrital -de su gestión- ha creado reformas de modernización institucional y descentralización, teniendo el mayor énfasis en las instancias más cerca del ciudadano, de la gente, y por ente, garantizar que los servicios municipales sean consustanciales a su propia naturaleza de una identidad de servicios públicos de manera continua y permanente.
El Distrito Nacional está asegurando las competencias, atribuciones y los servicios que les son inherentes; promover el desarrollo y la integración de su territorio, el mejoramiento socio-cultural de sus habitantes y la participación efectiva de los asuntos públicos locales, a los fines de obtener como resultado mejorar la calidad de vida, preservando el medio ambiente, los patrimonios históricos y naturales, así como la protección de los espacios de dominio público.
David Collado, como gerente emprendedor, entiende la política fiscal administrativa y funcional, gestora de los intereses propios de la colectividad local y en cumplimiento de la Constitución y las leyes nacionales.
Con base al emprendimiento, que no es una moda política, es el espacio económico creativo que ha generado el enorme cambio tecnológico en la sociedad. Jean-Baptiste Say, economista francés y uno de los principales exponentes de la Escuela Clásica de economistas, precisó: “que los medios de producción, la tierra de uno, el trabajo de otro son productos de cambios sociales”.
Joseph Alois Schumpeter, destacado economista austro-estadounidense, ministro de Finanzas en Austria y profesor de la Universidad de Harvard desde 1932, nos indica que el emprendedurismo, es la capacidad y el deseo de desarrollar y organizar. También, crear hazañas nobles, explícitas, coherentes y nuevo sentido de progreso en colores de desarrollo económico, para las comunidades organizadas.
Igualmente, Richard Cantillon, economista, nacido en el año 1680 en Irlanda, autor del libro "Essai sur la Nature du Commerce en Général", estableció que las decisiones tienen que ser inteligentes para que obtengan el desarrollo en los tiempos contemporáneos. Fue considerado por William Stanley Jevons como "la cuna de la economía política",
En este contexto, reflexionó, que la mixtura arquitectónica de diversas épocas, confluyen en los verdaderos senderos de la ciudad, que vibra de más de 500 años de vida cultural. Todo esto se suma como característica de calidez y hospitalidad de nuestro Santo Domingo que abre sus ventanas al viento yodado. De ese modo, nuestros pulmones pueden contener las vivencias de hacer bien para el presente y futuras generaciones republicanas.
Una ciudad capital: Santo Domingo de Guzmán, despertó a lo callado, con David Collado. Vive otro tiempo, con ritmos corpóreos distintivos de nuestras raíces étnicas en desplazamiento de sus calles y envueltas en historias coloniales. Simplemente es diferente, nuestro Santo Domingo.