21
Fri, Sep

CHINA, RUSA ESTADOS UNIDOS Y JAPON. BATALLAS POR LA CONQUISTA DEL ESPACIO

Opinion
Typography

Como ya en la tierra, cada quien tiene una porción, ahora las grandes potencias enfilan sus cañones para conquistar el espacio, la Luna y Marte son los objetivos y para ello ya tienen fechas.
Estados Unidos anunció la creación de una Fuerza Espacial militar, la cual estará dedicada a la seguridad del espacio, lo que viene a ser un sexto brazo militar.
Para estas iniciativas, el vicepresidente de la nación Mike Pence definió las normativas a seguir por ese Ejército, debido a que el espacio se ha convertido en el nuevo campo de batalla.
A su juicio ha llegado el momento de establecer un Ejercito Espacial, para el cual se destinarán ocho mil millones de dólares a fin de que esta rama militar entre en funcionamiento en el año 2020.
Recordó que esa iniciativa fue presentada por el presidente Donald Trump con el objetivo principal de contrarrestar los avances de China y Rusia.
El secretario de Defensa, James Mattis coincidió con el vicepresidente en el sentido de que es necesario garantizar la capacidad disuasoria de Estados Unidos en el espacio, pues es un escenario vital para los intereses de la nación.
Este anuncio se produce meses después de que Estados Unidos anunciara su decisión de enviar hombres a la Luna, a partir del año 2020, para lo cual desde ya está trabajando la Agencia Espacial Norteamericana ( NASA).
Se recuerda que Rusia y China anunciaron que preparan un acuerdo sobre la exploración conjunta de la Luna y del espacio exterior para el 2020-2022, cuyo documento será firmado en el mes de septiembre.
Esta expedición de Rusia y China tiene como objetivos estudiar los satélites, el desarrollo de nuevos materiales, estudios de la basura orbital, monitoreo de la Tierra, así como las expediciones tripuladas a la Luna.
Aunque los rusos y los chinos no han anunciados la fecha de una expedición tripulada al satélite natural de la Tierra, se da como un hecho que trabajan en esos planes.
La Luna es el único satélite natural de la Tierra, y por eso las grandes potencias tienen tanto interés en su estudio, exploración y dominio.
Desde ya Japón estás trabajando para llevar una colonia humana a la Luna en el año 2030 y para ello desarrolla un fertilizante líquido creado a base de plasma artificial y entre sus pruebas esta el cultivo de alimento en el satélite de la Tierra.
El profesor Chiaki Terashima, estima que los túneles que se diseñan facilitarán que los humanos se instalaran en la Luna en el año 2030, donde podrán producir los alimentos que consuman, así como las naves donde podrán vivir con el aire necesario, como si fuera en la Tierra.
Los japoneses han llegados a la conclusión de que la Luna será un destino muy prometedor y realista dada su cercanía con la Tierra, una distancia de apenas tres días.
Los científicos de Japón precisan que desde la Tierra se llevaría a la Luna agua, comida, ropa y cualquier otra cosa, menos paneles solares, pues se usarán sus recursos para reciclar lo necesario.
Las cuatro problemáticas en que trabajan los japoneses son: el diseño de un espacio habitable, con capacidad para abastecerse de energía y almacenarla, con tecnología para reciclar aire y agua y así cultivar los alimentos.
Los túneles a construir serán ubicados de manera que eviten la radiación, y otros que se instalarán para estancias cortas y de uso turísticos.
A todo esto se agrega el hecho de que la NASA tiene bien claro que además de volver a la Luna en el año 2020, el otro objetivo es llegar al Marte, el planeta Rojo en el año 2030.
Se recuerda que las compañías telefónicas Vodafone y Nokia anunciaron la instalación de conexiones 4G en la Luna para el año 2019, primero como parte de una misión lunar privada que desarrolla una empresa alemana.
El nuevo Jefe de la NASA, Jim Bridenstine, reiteró que la visión del presidente Donald Trump de explorar el espacio no se detiene en volver a la Luna, sino establecer un liderazgo humano en Marte, para lo que ambas misiones se apoyan de manera mutuas.
Desde ya se diseña el vehículo Rover Mars 2020, de tamaño de un auto convencional que buscará señales de condiciones habitables en Marte, el cual estará listo y enviado al planeta Rojo en agosto de ese año.
Muchos entendidos en el tema estiman que en la actualidad Estados Unidos no tiene la prisa que tuvo con la Unión Soviética de llegar primero a la Luna en el año 1969, pero quiere que el primer hombre que pise a Marte sea norteamericano y así ganarle la diputa a Rusia y China.