19
Wed, Sep

SOY BOCINA!!!

Opinion
Typography

Decirle bocina a un medio de comunicación, escrito, radial o televisivo, a un periodista o a cualquiera que ejerza su derecho a la libre expresión y difusión de su pensamiento, es el insulto preferido de quienes son adversarios del actual gobierno, y principalmente del actual presidente de la República. 
Eso significa entre otras cosas que uno recibe uno o más cheques del gobierno, o alguno de sus familiares, que tiene millones de pesos en publicidad y otros beneficios. 
Yo soy a diferencia de ellos mismos, los acusadores, una bocina muy rara, no tengo sueldo ni empleo en el gobierno, ni nadie de mi familia, ni siquiera una beca para estudiar en la Universidad mi hija y he hecho todas las diligencias posibles. 
Quizás dirán esos señores que lo soy gratis por loco viejo o que no me dan porque soy menos importantes que ellos y no tengo programa de radio ni televisión el medio para hacer dinero en una profesión de pobres. 
Soy bocina del gobierno que más ha hecho en toda la historia por el campesino, por la salud y la educación de los pobres, por la vivienda digna, por los medios de transporte, por la electricidad y la modernidad, bocina del Presidente que ha visitado todo el país en busca de ayudar a los pobres, bocina del presidente que le ha prestado miles de millones de pesos a los que no tenían acceso al crédito en banco alguno, que más ha invertido en el deporte y la recreación, que más ha hecho por las Relaciones Internacionales del país. 
Bocina del Presidente mas calumniado, más confrontado, el más abierto y popular, al que todos le tienen miedo porque puede ser otra vez si quisiera  elegido de nuevo con la mayor cantidad de votos de la historia electoral del país. 
Bocina del gobierno y del Presidente que tiene la mayor cobertura social de la historia en ayudas y en planes sociales en manos de una estrella que es Margarita Cedeño de Fernández, y del gobierno del 911,del teleférico y de la nueva Línea del Metro, bocina del gobierno de Quisqueya Limpia y de la mayor campaña de alfabetización de la historia, La Barquita, y de miles de realizaciones más. 
Soy bocina se esa realidad, de ese Presidente y ese gobierno palpable, sin abril ensangrentado, sin sonrisa del triunfo convertido en mueca de dolor, sin enfermas ansiedades de llegar al poder para no hacer nada. 
Bocina, pero diferente a ustedes vivo y estoy en la miseria, y no disfrazo los beneficios del poder con publicidad, ni los de la oposición recibiendo dinero del que el gobierno  da a los partidos, una bocina con más dignidad que muchos, y con el orgullo de defender el mejor gobierno día a día de la historia nacional!