21
Fri, Sep

DE TOMAR MUY EN CONSIDERACION

Opinion
Typography

Dos prestigiosas y respetadas figuras del sector salud, los doctores José Joaquín Puello y Julio Amado Castaño, en opiniones expresadas por separado pero coincidentes en sus enfoques respectivos, hacen interesantes observaciones y recomendaciones sobre el vital tema de la salud pública.
Para ambos profesionales, el gobierno debiera considerarse como prioritario la entrada del llamado primer nivel de atención enmarcado en el principio de instaurar un sistema que contemple dar mayor importancia a mantener las personas en buen estado salud que por falta de ella tener luego que brindar atención a los enfermos, sin que esto implique en modo alguno que este aspecto resulte relegado. Se trata simplemente de basar el sistema en promover la salud preventiva, lo cual se traduciría en una significativa reducción de las necesidades de tener que acudir a métodos curativos.
La ecuación es simple: mayores niveles de salud en la población, conlleva una disminución de las enfermedades y de la cantidad de pacientes, de los requerimientos de atención consiguientes y los mayores gastos asistenciales para el sistema.
Tanto Puello como Castaños son categóricos en mantener una tanda extendida en el horario de atenciones médicas a los pacientes hasta las cinco o seis de la tarde, y partir de ahí entraría el personal de turno para cubrir el resto del horario. De esa forma, mejoraría de manera notable la atención a los pacientes.
Adicionalmente, el destacado neuro-cirujano, quien presta servicios en el avanzado Centro Oftalmológico Cardio Renal y de Trasplantes (CECANOT), sugiere que el gobierno fortalezca los hospitales del segundo nivel y construya cuatro grandes centros, uno en cada región del país, para dar atención adecuada a los casos de mayor complejidad. Y en otro orden, que todos los dominicanos que nazcan sean afiliados a SENASA subsidiados, se les asigne un número de Seguridad Social y posteriormente decidan sobre su traslado.
Castaños Guzmán, quien a su condición de destacado hematólogo une la de ser Rector de la prestigiosa Universidad Iberoamericana (UNIBE), se muestra categórico cuando advierte “probablemente la gente no necesite inversiones en centros de altísima tecnología, lo que necesite es un primer nivel y mas atención en educación, revertir el enfoque, más prevención y menos curación. Para producir necesitamos gente sana. El actual sistema es ineficiente, inequitativo e inmanejable en términos económicos por lo que el gobierno tiene que hacer definición de lo que quiere en el campo de la salud”.
Son señalamientos y propuestas que a más del incuestionable valor de quienes las suscriben, cuentan con el mérito que les otorga la experiencia práctica de sus muchos y entregados años de ejercicio de la Medicina por lo que sería aconsejable tomarlas muy en consideración.