19
Wed, Sep

CHINA UN GIGANTE CON 68 AÑOS DE REVOLUCION

Opinion
Typography

China camina firme a convertirse en poco tiempo en la primera potencia del mundo, desplazando a Estados Unidos de esa posición, pues el gigante asiático se ha convertido en el referente de las naciones desarrolladas, tan solo 68 años después del triunfo de su Revolución en 1949.
La Revolución Comunista China se produce luego de 27 años de una guerra civil donde se enfrentaron los nacionalistas que dirigió el general Chiang Kai-shek y los revolucionarios del Partido Comunista liderados por Mao Tse Tung, quien al final resultó vencedor.
La República Popular China fue proclama en Pekín el 1 de octubre del año 1949, mientras que el bando derrotado, que lideraba Chiang Kai-shek se refugió en la isla de Taiwán, donde fundaron la República China (Taiwán) que durante la guerra fría fue conocida como la China nacionalista opuesta a la China comunista.
Tras Japón rendirse en agosto de 1945, poniendo fin a la Segunda Guerra Mundial, los representantes de Mao Tse Tung y Chiang Kai-shek, enfrentados desde 1927 mantuvieron conversaciones para poner fin al conflicto, pero las mismas fracasaron.
Es cuando se inicia la última etapa de la guerra y tres años después los comunistas logran el triunfo a pesar de tener un ejército menor y peor armado y el prestigio de Chiang Kai-shek estaba en su mejor momento.
Antes de la rendición de Japón nacionalistas y comunistas iniciaron una ofensiva para ocupar los territorios que estaban en poder de los japoneses, con el objetivo de apoderarse de las armas y los equipos bélicos.
Con la ayuda de 50 mil marines de Estados Unidos los nacionalistas, de Chiang Kai-shek ganaron esta contienda, por lo que tres meses después del final de la guerra toda la franja costera desde Cantón en el sur hasta Pekín en el norte estaba en mano de los nacionalistas.
En tanto que los comunistas, desde el nordeste de China se trasladaron a Manchuria, en el extremo norte del país, donde los japoneses se habían rendido al Ejército Rojo de la Unión Soviética que había declarado la guerra a Japón días después de que Estados Unidos lanzara la Bomba Atómica sobre Hiroshima.
Ahí el Ejército comunista chino logro fortalecerse gracias al material ocupado por los soviéticos a los japoneses, el cual le fue cedido y al reclutamiento de antiguos soldados del ejército de Manchukuo, un Estado satélite creado por los japoneses tras la invasión japonesa de Machuria en 1931.
Cuatro entrevistas entre Mao Tse Tung y Chiang Kai-shek, se llevan a cabo auspiciadas por Estados, donde Mao está dispuesto a participar en un gobierno democrático de coalición, pero las conversaciones se cierran el 11 de octubre de 1945 sin acuerdos concretos.
Otros intentos de Estados Unidos por lograr la unidad de ambas partes no logran sus objetivos y los comunistas denuncian el doble juego norteamericano, pues mientras auspiciaban el dialogo, suministraban armas y equipos de guerra a los nacionalistas.
En 1946 se reinicia la guerra y los comunistas forman el Ejército Popular de Liberación y logran controlar la capital, en tanto los nacionalistas lanzan una ofensiva sobre Manchuria y el norte de China logrando controlar 165 ciudades y en 1947 logran entrar en Yantan.
El avance de los nacionalistas es debido a que los comunistas rehúyen los grandes choques, abandonando las ciudades y prefieren hacerse fuertes en las zonas rurales, que fue la misma lucha aplicada durante su guerra contra los japoneses.
A mediado de 1947 el Ejército comunista lanza varias contraofensivas en Manchuria, dejando mal paradas las guarniciones nacionalistas estacionadas en Changchun, Jilin y Shenyang, así como inutilizando líneas férreas que comunican con ellas, lo que obligó a los nacionalistas a enviar refuerzos por vía aérea.
Al mismo tiempo lanzan ofensiva más al sur lo que le permite ocupar partes de las provincias Hebei y Shanxi. Para 1947 la guerra llega a un momento decisivo, ocupando luego Yanan, y ciudades como Henan, Luoyang y Kaifeng, Jinan y Shandong, estas victorias abaten las fuerzas nacionalistas.
En septiembre del año 1948 el Ejército comunista lanzó la mayor ofensiva y en dos meses logró apoderarse de Manchuria, el Ejército nacionalista perdió casi medio millón de hombres, entre ellas las mejores divisiones entrenadas y armadas por los norteamericanos.
En noviembre de ese año se produjo la batalla más grande de la guerra, en la cual casi medio millón de hombres de 50 divisiones fueron cercados próximos a Xuzhou, provincia de Jiangsu, por las fuerzas comunistas.
Es cuando Chang Kai-Shek envía un ejército bien equipado para romper el cerco, pero sus hombres se rindieron el 10 de enero de 1949, fue entonces cuando pidió la mediación de Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y la Unión Soviética para reiniciar el diálogo, pero estas potencias rechazaron la mediación.
Los comunistas plantearon sus condiciones entre ellas eliminar a Chang Kai-Shek, una semana después este renunciaba y dejaba su poder al vicepresidente general Li Zongren, pero el día 22 de enero las fuerzas comunistas entraban en Peking, la capital del imperio.
Las negociaciones entre nacionalistas y comunistas comenzaron en febrero en Peking y en dos meses no se logró acuerdo, y los comunistas reanudaron la guerra a partir del 20 de abril, logrando ocupar Nankin, en mayo llegan a Shanghái y otras importantes ciudades, mientras Chang Kai-Shek preparaba su huida con todas sus fuerzas a la isla de Formosa.
El 15 de abril las tropas comunistas llegan a Cantón, una de las ciudades más importantes del sur. Donde dos semanas antes Mao Tse Tung había proclamado en Pekín la República Popular de China.