21
Fri, Sep

El Ñoño

Opinion
Typography

El ñoño de Leonel Fernández se cree que todo lo que se haga en el accionar político del país, tiene que ser solamente para favorecerlo a él, como si fuera un emperador de la antigua Grecia, este señor tiene en un total abandono a la militancia de su partido, pues el mismo no hace acto de presencia en el local de ese partido, se la pasa fuera del país como un verdadero príncipe, pero todo esto es porque a él no le importa para nada este pueblo ni la militancia de su partido, solamente le interesa su figura de Noble encantado y la de sus vasallos que por cierto se creen que ya tiene el trono en sus manos, el Rey Leonel III se cree que el poder es una monarquía que él ha heredado y por lo tanto el trono le pertenece. Mientras que los vasallos que los siguen en el mencionado proyecto de ley de partidos. Cabe señalar que estos fueron aplastados por los seguidores del presidente Danilo Medina, estos vasallos feudales del Emperador Fernández III, ahora advierten recurrir al Tribunal Constitucional si se aprueba la ley en contra de la que ellos quieren imponer de manera monarquica y en caso que el pleno de desafecto al Rey Fernández III aprueben dicha ley como se está planeando, violaría todos los derechos que pretende imponer la monarquía real, los sequitos del Rey Fernández III, amenazaron, que si en la sesión del martes en la cámara de los comunes del desplazado Monarca se aprueba el proyecto de ley de partidos políticos que impulsa la línea del presidente Danilo Medina. Los sequitos del Emperador Fernández III, Juan Carlos Quiñones, Adalgisa Pujol, y Hamlert Melo se debe a que a su entender dicen estos vasallos del monarca sin corona, que la propuesta de ley de partidos políticos aprobada viola varios artículos de la Carta Magna y por eso el martes presentaran un informe contrario a la propuesta impulsada por los contrarios al Rey Leonel III, como son los Jacobinos digo los Danilistas, que se oponen a la pretensiones del Monarca Fernández III sea coronado de nuevo en el 2020, pues el reinó, por tres periodo consecutivo, y por lo tanto su reinado paso y ni uno más que lo entiendan bien claro su sequitos de vasallos que el Monarca Leonel Fernández III, no va porque perdió su trono y ahora, el reino es de Danilo Medina y no le va a ceder el trono, a él ni mucho menos la gleba de la oposición que lo que pretenden es meterlo en la ergástula, como al presidente de Brasil Luis Ignacio Lula Da Silva y como a Rafael Correa, Daniel Ortega, Y la muestra de todo esto es el atentado cometido contra el presidente Demócrata Nicolás Maduro.

Mientras que sectores públicos y privados del país que están en un plan de sapa asediando en varios frentes no al presidente Danilo Medina, sino más bien al orden democrático de paz que vive la nación hoy, son aquellos que quieren ascender con proyectos sediciosos partidarios a la cúspide del poder, pero también, están los que apuestan al caos, como fórmula de llegar, ya que no cuentan con el apoyo popular del voto, se suman a ese asedio y comprenden que son rechazado ampliamente por las masas votantes del pueblo, por eso conspiran bajo la sombra de la bayonetas, como está sucediendo en otras naciones de la región, donde se han desestabilizado gobiernos legítimos para darle pasos a aquellos sectores de la sombra como Nicaragua, Venezuela, Brasil, Perú, Argentina, Bolivia, Ecuador, y el Salvador etc. Pues estos desestabilizadores contrario al presidente Danilo Medina están muy ocupados, en su proyectos creando marchas como la verde, de un millón de personas, y un candidato desesperado está recogiendo dos millones de firmas para apoyar su postulación como es el señor de los cielos Leonel Fernández III, que pretende recuperar el trono de nuevo, sea como sea. Estos externos enemigos de la democracia y de la paz de los pueblos de américa, no duermen en su afán de lograr sus objetivos. Mientras que aquí lo que asedian al presidente Medina lo que quieres es quitarlo del medio electoralmente, cerrarles el camino para que no pueda postularse como candidato a la presidencia de la nación en el 2020 pero eso no lo lograran. Pero todo esto es una tendencia continental guiada por el fascista gobierno de Washington Donald Trump que está en contra de nuestros mandatarios progresistas con liderazgos de pueblo, y suprimirlo, como gobernante y darles paso a gobiernos títeres que gocen de su simpatía y agrado políticos. En cambio el Ñoño Emperador Fernández III, no aprobara nada, que no sea lo que él diga y por lo tanto la ley de partidos no pasara.