20
Tue, Nov

La verdadera crisis de las exportaciones nacionales

Opinion
Typography

Las exportaciones de productos nacionales están entre los cinco renglones de generación de divisas de República Dominicana. Son estos el turismo, las remesas, la inversión extranjera directa, las exportaciones de zonas francas y las exportaciones nacionales.
En los últimos años, los sectores exportadores han estado auto consolándose con presentaciones de estadísticas donde se da cuenta de un penoso, pero positivo crecimiento. El año pasado, por ejemplo, las exportaciones crecieron en apenas 2.8%.
Sin embargo, cuando se analizan esas exportaciones de manera separada, es decir, las de zonas francas y las nacionales y dentro de éstas las industriales, las agropecuarias y las minerales, se tiene que en realidad las exportaciones nacionales vienen presentando un deterioro preocupante.
Una mirada a cada uno de esos renglones nos permitirá darnos cuenta de que tanto las autoridades del Gobierno como el propio sector empresarial, han querido dar muestras de eficiencia en las exportaciones amparándose en el sector minero, cuyo favorable crecimiento permite ocultar la alarmante caída de los demás renglones de producción nacional.
Por ejemplo, la semana pasada el presidente de la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD), Campos de Moya, hizo una presentación en el Almuerzo de la Cámara Americana de Comercio en donde anunciaba con entusiasmo que el año pasado las exportaciones nacionales alcanzaron los US$4,426 millones, para un crecimiento de apenas 2% respecto del año anterior.
En ese momento, De Moya se aseguró de destacar la importancia del sector minero para alcanzar el nivel de divisas generado por las exportaciones nacionales.
Y en realidad es así. Resulta, amigos lectores, que las exportaciones nacionales vienen presentando un descenso preocupante en los últimos cinco años y es por el sector minero que pueden presentar números azules al cierre de cada año.
Veamos: en el año 2012 las exportaciones nacionales sumaron US$4,016.6 millones, con un crecimiento de 11.7% respecto del año anterior (2011). Sin embargo, el año pasado, ya hemos dicho que las exportaciones nacionales sumaron US$4,426 millones, para una diferencia de 10.2% frente a lo exportado cinco años atrás.
Pero al sacar a la minería, se tiene que desde el 2012 al 2017 las exportaciones nacionales en realidad se han reducido en -22.5%. ¿Cómo? Sí. Así es, amigos lectores.
Resulta que en 2017 la minería representó el 40% del monto total de las exportaciones nacionales, con una participación de US$1,766.1 millones. Incluso, si se separan esas exportaciones, se tiene que las de oro, aportadas casi en su totalidad por una sola empresa (Barrick Pueblo Viejo) sumaron US$1,456.7 millones, para un peso de 33% en el total de las exportaciones nacionales.
Hace cinco años, en 2012, el sector minero tenía un peso de solo 11.7% en las exportaciones nacionales, por lo que el peso de los demás productos era mucho mayor. Ahora la minería salva los números con un peso de 40% al 2017.
Cuando se sacan las exportaciones mineras se tiene que en 2012 las ventas externas de productos nacionales sumaron US$3,434.6 millones y el año pasado apenas alcanzaron los US$2,659.9 millones, lo que arroja la baja ya mencionada de -22.5%.
Pero si separamos más las exportaciones y sacamos las agropecuarias para concentrarnos solo en las ventas externas del sector industrial local, tendremos que en 2012 las exportaciones industriales sumaron US$2,926.6 millones, mientras que al año pasado habían caído a US$2,185.9 millones, para una preocupante reducción de -25.3%.
Algunos se preguntarán porqué estamos comparando las exportaciones del año pasado con las de 2012. La razón es sencilla. De un lado, ese período es de cinco años, tiempo adecuado para evaluar la evolución de un sector.
La segunda razón es que en 2012 el sector industrial realizó un importante congreso en donde participaron funcionarios del Gobierno y se anunció la meta de que al cabo de cinco años las exportaciones nacionales habrían de duplicarse.
Ahora vemos que pasaron esos cinco años y las exportaciones, nacionales, en vez de duplicarse para crecer en un 100%, se han desplomado a tal punto que presentan una cifra roja negativa de 22.5%.
Este año 2018, que ha sido declarado de “Fomento a las exportaciones”, el ritmo de las ventas externas de productos nacionales sigue igual. Sin mejoría aparente.