17
Sat, Nov

EL 9-1-1 LLEGA A PERAVIA

Opinion
Typography

Ya el valioso servicio del 9-1-1 de Atención a Emergencias y Seguridad llegó a la provincia Peravia, quedando a disposición de los habitantes de la laboriosa ciudad de Baní y las comunidades de Matanzas y Nizao.

Durante la ceremonia encabezada por el Presidente Danilo Medina para dejar formalmente inaugurado el sistema, correspondió al Ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, a cargo de quien corre la responsabilidad del mismo, ofrecer informaciones detalladas sobre el servicio así como los recursos humanos y tecnológicos y equipo móvil de que dispondrá para brindar atención eficiente a los usuarios que lo requieran.

Diez y seis médicos, setenta y ocho enfermeras, un número similar de licenciados en enfermería, cincuenta con  grado técnico, y sesenta y técnicos en transporte serán los encargados de atender las emergencias de salud y en caso de accidentes.  Para ello dispondrán de nueve ambulancias básicas, cuatro avanzadas y trece moto-ambulancias, lo que garantiza el más rápido desplazamiento para la ayuda asistencial.  Como complemento serán mejoradas las emergencias en los hospitales de la provincia.

La seguridad ciudadana y la atención a las posibles llamadas de socorro en situaciones de riesgo, serán dispensadas por un cuerpo especialmente entrenado de doscientos setenta nuevos agentes policiales, los cuales dispondrán de veinte camionetas y veinticinco motores.

Con esta nueva expansión del moderno sistema asistencial, que se proyecta llevar a todo el territorio nacional antes de finalizar la presente gestión de gobierno, se está dando cobertura de emergencia en salud y seguridad ciudadana a casi un millón cincuenta mil personas que se sumarán a los más de cinco millones que ya están disfrutando de sus beneficios.

No nos avergüenza confesar que en sus comienzos tuvimos serias dudas de que el 9-1-1 pudiera responder a las expectativas originadas.  Advertimos que se trataba de un sistema muy complejo, que requiere un elevado nivel de entrenamiento especial sobre todo por parte de quienes atienden las llamadas telefónicas en solicitud de socorro.    

No siempre las personas que apelan al 9-1-1 en reclamo de auxilio están en condición emocional de exponer exactamente el tipo de ayuda que requieren.  O en ocasiones,  se ven impedidos de hacerlo de manera explícita por encontrarse en situaciones de alto riesgo o de peligro inminente.  En tales casos, depende mucho del entrenamiento de quien recibe la llamada poder interpretar la urgencia y el tipo de ayuda que precisan.

En la práctica, sin embargo, justo reconocer que los resultados positivos arrojados por el 9-1-1 han disipado toda aprensión por nuestra parte y superado con mucho las expectativas originales.  Los niveles de aceptación pública resultan tan elevados que casi alcanzan al cien por ciento, salvo algún que otro percance o inconveniente de menor cuantía. 

Vale significar que se trata de uno de los principales logros que puede exhibir la actual gestión de gobierno, al igual que salvando la distancia lo ha sido el programa de asistencia vial del Ministerio de Obras Públicas, que hace poco celebró su primer millón de valiosos servicios de ayuda en carreteras y autopistas.   Al margen de banderías y preferencias políticas, creemos sería mezquino  regatearles sus bien ganados méritos.

Celebramos que Peravia disponga ya del 9-1-1, y confiamos en que operará con los mismos altos estándares de eficiencia que en todo los lugares donde ya estaba funcionando, al tiempo que hacemos votos por el  cumplimiento del calendario establecido para cubrir la totalidad de la población y de la geografía nacional.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.