24
Mon, Sep

Usted está equivocado señor Alcalde

Opinion
Typography

No es verdad que la provincia de Monte Plata y sus habitantes sean los responsables en un alto porcentaje de los desperdicios contaminantes que llegan al Malecón de Santo Domingo como dijera el señor alcalde del Distrito Nacional, David Collado.

                  Es una falacia del ejecutivo municipal que no aceptamos los monteplateños de que la mayoría de los desperdicios contaminantes que llegan al Malecón de Santo Domingo provienen de los ríos y arroyos de la provincia Monte Plata.

                  Podrá decir que partes de los desechos que llegan al malecón a través de las aguas del Río Ozama y sus afluentes que nacen en la provincia Monte Plata pero decir que la mayoría de la basura que llegan al mar se generan en esta demarcación es una mentira.

                  Quiero que sepa el señor alcalde del Distrito Nacional que los afluentes acuíferos del Rio Ozama en la provincia de Monte Plata son los menos contaminados del área para que se esté diciendo que son las mayores fuentes productoras de basura como se ha querido hacer ver.

                  El señor alcalde del Distrito Nacional David Collado no tiene base de sustentación para pretender responsabilizar a la provincia Monte Plata de producir la mayor cantidad de plásticos y otros desperdicios que al final van a parar al mar a través de las aguas del río Ozama.

                  Que busque otro argumento valedero para justificar la gran cantidad de basura que van a parar al mar en el área del Malecón, ya que el Distrito Nacional y el Gran Santo Domingo tienen la mayorías de las cañadas contaminantes cuyas aguas sucias van a parar al río Ozama y finalmente al mar.

                  Como monteplateño que soy no puedo aceptar bajo ningún concepto que se nos quiera culpar de algo que no tenemos ninguna responsabilidad como ha querido dejar entrever el señor alcalde del Distrito Nacional señor David Collado.

                  Que busque a los verdaderos culpables de la contaminación del Malecón en otro lugar y no quiera coger a la provincia de Monte Plata y sus habitantes como chivos expiatorios para justificar su incapacidad de poder mantener limpia la Ciudad Primada de América.