20
Thu, Sep

EL PRESIDENTE ELECTO DE MÉXICO

Opinion
Typography

En torno a emisarios colaboradores y redactores de ciertos lemas políticos en América Latina y Europa. La cual se trata de un rechazo al viejo paradigma de especulación financiera, saqueo económico, violación de la soberanía nacional, de guerras geopolíticas incesantes y de terrorismo. Al mismo tiempo, con China a la cabeza la mitad de la población del planeta está construyendo a pasos acelerados un Nuevo Paradigma basado en la Iniciativa, que lleva el compromiso de forjar un futuro común para toda la humanidad en base a la cooperación entre las naciones para beneficio mutuo. Así, nos lo explica Dennis Small, en Declaraciones del Movimiento Ciudadano de México (MOCILA), el 13 de julio de 2018. Dicho desarrollo ha tenido un enorme éxito, como salta a la vista de todo el mundo el hecho de que 700 millones de chinos han salido de la pobreza en las últimas tres décadas excepto para los que no quieren ver.

Con la victoria de López Obrador el 1º de julio, México, tiene una oportunidad histórica no solo para unirse al nuevo régimen político y desarrollo a una nueva política para gobernar, Andrés Manuel López Obrador, actual Presidente de México, enfrenta un país convulsionado y arruinado, el cual debe tener que enfrentar con un régimen de autoridad y dedicación para sacarlo de la situación en la que se encuentra actualmente.  Debe enfoque en que es el único que verdaderamente puede resolver los graves problemas de la tremenda pobreza, drogas, emigración y la ausencia de un futuro productivo para la juventud de México, de Centroamérica y de Estados Unidos.

Por ellos, es necesario señalar que existen tres aéreas programáticas en las que puede participar México y por las que debe luchar, para empezar rápidamente a crear las condiciones para la prosperidad de México y sus vecinos, generando un pleno empleo productivo para sus poblaciones y el desarrollo de las facultades productivas del trabajo. Estos proyectos no son todos los que se tienen que hacer, pero muestran el camino para terminar finalmente con la pesadilla de los últimos 35 años.

Pero es necesario señalar que, para llevar a cabo todo esto, es necesario que México recupere su sistema de banca nacional de fomento que emita crédito nacional dirigido, como el que había todavía hasta 1982 durante el gobierno de López Portillo. Esto significa que el Banco de México tiene que dejar de ser ´´autónomo´´, que en la práctica significa que está sujeto a los criterios monetaristas de Wall Street para que funcione como un verdadero banco nacional.

Es en cuanto a todos ellos de que la tenacidad de este veterano político mexicano, de ideario izquierdista y férreamente comprometido en la lucha contra la corrupción y la pobreza, se vio finalmente recompensada al tercer intento de alcanzar la presidencia de la República.

Enrique A. Sánchez L.