18
Sun, Nov

PRM, OPOSICIÓN ELECTORALISTA Y LA TRAMPA DEL 20

Opinion
Typography

Los comicios del 2020 son una trampa, cuyos resultados previsibles, no gravitarían a favor del fin de la corrupción y la impunidad; menos aun de la superación de la dependencia, las desigualdades sociales y la degradación de la política, agravadas por el neoliberalismo.

La Corporación PLD va a volcar su poder como Estado, partidocracia y neo-burguesía delincuente -junto a su experiencia en corruptela, trampas y fraudes, para tratar de mantener el control del Estado y del Gobierno.

alacarcelAntes habrá de desenlazarse la pugna interna en la que el Presidente Medina y su re-postulación, todavía obstruida por el leonelismo, tiene posibilidad de imponerse; aunque vale el plan de imposición para cualquier fórmula transada al interior del PLD, porque para esa claque putrefacta es vital permanecer en el poder.

El grueso de la oposición electoralista esta también curtida en la escuela de la corrupción, incluso buena parte de la partidocracia-PRM; mientras que quienes no la practican, contemporiza con ella.

El PRM proclama cabeza, con derecho irrenunciable a candidatura presidencial, de esa oposición. Y eso no va a variar después de tanto dinero invertido en promociones y precandidaturas.

Quienes opten por la vía electoral “para desplazar el oficialismo” tendrán entonces que subordinarse a esos designios perremeistas; trátese de Hipólito o Abinader, el primero ya desacreditado, y ambos expresiones de fuerzas conservadoras y politiqueras proclives a la política como negocio o a potenciar sus negocios en la política. Carolina y Paliza son instrumentos de sus designios.

Hipólito está daniliando y procederá como Caballo de Troya para favorecerlo. Abinader coquetea con Leonel, asumiendo discursos y aptitudes más atrasados de los que usaron los líderes del PLD cuando optaron por sumergirse en esta seudo-democracia.

La cúpula del PLD es experta en comprar a los que asumen la política como comercio y cuenta con un amplio campo de acción en el PRM y en todo el bloque opositor, que puede ser dividido más de lo que está y que además no es alternativa ni a la corrupción, ni a la impunidad, ni al conservadurismo.

Da pena entonces, que una parte de las personas y organizaciones políticas y sociales no comprometidas con los delitos de Estado de la “clase” política tradicional y del empresariado inescrupuloso, estén empecinadas en aliarse a ese tipo de oposición y sigan esforzándose en meter a Marcha Verde, o a parte de ella, en ese pantano contaminante. Auguro que bien no les irá compitiendo en esa vorágine de ambiciones por cuotas que de poco sirven.

A nosotros/a habrá que derrotarnos en las calles demandando la destitución de Danilo y su gobierno mafioso y construyendo a la vez poder constituyente. (Domingo 15-07-2018)