17
Sat, Nov

EN POCAS PALABRAS

Opinion
Typography

El arte de escribir, es una de las cualidades más bella que Dios ha puesto en el hombre. Escribir en pocas palabras y decir muchos, es algo exclusivo de algunas personas de muchos conocimientos, que pueden decir mucho en poco espacio. La poesía es una de esas cualidades que dominan al hombre, el cual ha de decir mucho, solo en una estrofa poética.

El cerebro del ser humano es amplísimo y es capaz de acumular conocimientos a gran escala y resumirlo en pocas expresiones; ya que el mismo tiene espacio para acaparar miles de palabras y leer miles de las por minutos y hacer un espacio amplio en poco espacio de oraciones.

Hablar con precisión y decir mucho en poco tiempo y espacio, es algo exclusivo de cada ser que lo práctica y tiene el conocimiento de saber dirigirse a un público de amplio conocimiento y entendimiento, donde sus expresiones  tan  cortas pueden llenar cientos de páginas si fueren a tener un desarrollo sustentado y sostenible para el conocimiento del ser humano que lo disfruta y quiere y desea explayarse en desarrollar dicho tema.

Pero el intelectual que tiene y posee bastante conocimiento de un tema suele hablar poco y darse a entender por muchos. Por eso, Dios, ese monólogo sustancial, lo suele abarcar todo en el universo y en la creación de todo ser humano viviente.

Dios, este sólo monólogo, es lo principal y primordial para referirnos a la creación del universo y a todo ser vivo que en él habita, porque dicho monólogo lo es el todo y todas las cosas.

Por ellos, en pocas palabras, podemos decir muchas cosas y ser capaz de extendernos al infinito, con sólo unas cuantas de ellas.

El existir en esta vida lo es todo para el ser humano que ha llegado hacer parte de ella y saber cosechar y disfrutar el conocimiento que Dios ha puesto en ella.

Todo hombre sabio y conocedor que Dios le ha dado dicho don es de poco hablar y de observar mucho y cuando expresa una sola palabra deja entender mucho con ella, porque saber cómo usarla y en qué momento de la vida, solamente para sacar provecho y enseñar de ella.

Para darnos a entender solo debemos utilizar pocas palabras con grandes sentido de la vida y del conocimiento humano.

No debe el hombre de grandes conocimientos hablar mucho para darse a entender y difundir por grandes ratos, y saber que es un ser humano, de un potencial de inteligencia extraordinario.

 
Enrique A. Sánchez L.