21
Fri, Sep

Pobre agenda política y profunda deuda social

Opinion
Typography

Me acuna tanto dolor que, por un instante, no sé si acusar o llorar, postrarme en medio de la desidia y la fruslería que embarga a la sociedad. La frustración no puede ser opción, ora porque no alienta ni un suspiro de esperanza u ora porque no nos hace ser humano trascendido en este averno del espectáculo.

Es la deplorable agenda política de los actores políticos que nos tiene en la pésima tautología de la tiniebla. Parecería que los líderes de la partidocracia dominicana no tienen inteligencia, definida ésta, como diría Enrique Rojas “La lucidez de la razón; la capacidad de separar lo accesorio de lo fundamental; de captar la realidad, con su complejidad y conexiones”. Ellos, en mayor o menor medida, son inteligentes. Es que su inteligencia no está al servicio de la sociedad, al servicio del Estado dominicano. Subordinan todo, a los intereses individuales, particulares, partidarios. De ahí que no exista una agenda que vaya a tocar puntos nodales de la sociedad y el Estado. Es por ello, que viven nadando y ahogándose con sus propios brazos y en la misma orilla, siempre.

A esa ausencia de una real agenda política, se engullen, para soterrarse en intereses espurios, que dañan y drenan a la sociedad. Esa ausencia de una verdadera agenda nos ancla y no nos permite avanzar a la velocidad de la Sociedad del Conocimiento y de la Información. Driblean y driblan sin tirar al aro, como si el objetivo medular es tener la pelota sin anotar, de tener el poder por el poder mismo, con un gatopardismo que aterra. La galimatías y el cliché es la estampa de pose sin luces de palabras ciertas.

Es una partidocracia solazada con el manto de la protección de los privilegios, de ciudadanos ESPECIALES en un Estado Social democrático de reyes que no necesitan coronas, pues en la práctica, tienen más que en los países monárquicos, donde la justicia alcanza y llega y aquí no. No hay, sencillamente, agenda con visión y compromiso con el futuro. Lo personal y coyuntural, priman. Veamos:

  • Desde el 2002, se introdujo al Congreso una Ley de Partidos. 16 años, más de 12 proyectos y un largo viacrucis y todavía no tenemos nada. Nos anulan como sociedad, que si Primarias abiertas o Primarias cerradas. Una pobre diferenciación, que no aborda lo estructural sino lo coyuntural de dos facciones de un mismo partido.
  • En el 2010, se aprobó una nueva Constitución. Esta demanda ipso facto una nueva Ley Electoral para adecuarla a la luz de la Constitución, que creó un Tribunal Electoral y una Junta Central Electoral. Debimos de asistir en el 2012 y en el 2016, con una nueva normativa electoral.
  • La Junta Central Electoral, en un acto correcto, valiente, institucional, asumió con entereza la sombrilla de los artículos 211 y 212 de la Constitución para regular el proselitismo. Una simple obviedad está siendo objeto de una exégesis, que lo que demuestra es la calidad de los actores políticos; su genuino sazón democrático e incluso, su decencia personal.
  • Que el crecimiento del PIB, fue de…. Sabemos que éste es necesario, empero, no suficiente. Hoy hablamos del Desarrollo Humano. No nos sentimos bien con la Tasa de Pobreza Monetaria. Es la pobreza Multidimensional de la que tenemos que hablar. Ella nos habla de la Esperanza de vida al nacer; del Capital Humano; del promedio de escolaridad de una sociedad; de los niveles de analfabetismo.
  • Una Clase Política que convierte lo coyuntural en estructural. Por su inacción y/o su irresponsabilidad frente a los desafíos cruciales de la sociedad. Verbigracia: El déficit cuasi fiscal del Banco Central. De una deuda de RD$55,000 mil millones de pesos, hemos pasado a RD$545,000 mil millones de pesos y los pagos de intereses, como consecuencia de esa debacle financiera, a lo largo de estos 15 años, rondan por los RD$522,000 mil millones de pesos. ¡Una monstruosidad!
  • El endeudamiento público. El SPNF anda por el 38.8% y el endeudamiento público total, esto es, abarcando el aspecto financiero, nos sitúan en un 52% del PIB. “El pago del servicio de la deuda del Sector Público No Financiero acumuló un total de U$S2,161.6 millones de dólares durante los primeros 5 meses del año”. Una verdadera irresponsabilidad. La elite política está comprometiendo el futuro para disfrutar el presente. ¡Todo lo contrario de lo que hacen los verdaderos ESTADISTAS! Según el Banco Central la deuda pública consolidada es de 49.9% equivalente a 41,838.3 millones de dólares.
  • El Pacto Eléctrico y el Pacto Fiscal.
  • Ley de Ordenamiento Territorial.
  • Revisión de la Ley de Seguridad Social, que debió hacerse en el 2011, a 10 años de su aplicación.
  • Ley de Agua.

Esa carencia de una agenda política, esa falta de voluntad política, nos ha llevado a una sociedad muy vulnerable, con un panorama social que grita de pesar. Veamos:

  1. Somos el segundo país del mundo, de 182 países, con la tasa de accidentes de tránsito más alta. Una tasa de 41.7%. Superado solo por la Isla de Niue, con 68. La tasa media es de 17.4 por cada 100,000. Conviene destacar que la Isla de Niue, solo tiene 200,000 habitantes. Esto quiere decir que en términos reales, somos líder en muertes por accidentes de tránsitos. Alrededor de 2,500 mueren por accidentes en nuestro país. Por cada muerte, hay un promedio de 2.5 que quedan lesionados, heridos. Los factores que más inciden en nuestra sociedad son: velocidad, alcohol, drogas, exceso de confianza.
  2. De cada 100 niños nacidos, 88 son de madres que no se han casado formalmente. 40% de esas familias son monoparentales. Solo un 12% de esos niños, nacen en el matrimonio. Tenemos los sociólogos que hacer una redefinición conceptual, categorial de la familia.
  3. Un Código Laboral creado en el 1992. No hay dudas que requiere una revisión, acorde con la realidad económica social del país. Desde el 10 de Octubre del 2013 se creó una Comisión. El Decreto 286-13 invitaba a revisar el mismo. A casi 6 años no se ha terminado.
  4. El Desempleo ampliado en la sociedad dominicana, hoy, es mayor que en el 2000, que estuvo en 13.9%. En los jóvenes está en 32.5% en la actualidad.
  5. 23 de cada 100 mujeres que quedan embarazadas son niñas y adolescentes.
  6. Tenemos la Mortalidad Materna/Infantil, de la más alta de la Región. 101 mujeres por cada 100,000 mueren, 98% prevenibles. 30.8 niños neonatales, por cada 1000 expiran y 21.7% de niños, fallecen antes de los 5 años.
  7. La inversión en Salud, la más baja de toda la Región. Presupuesto de Salud: 2% del PIB. En la Región, promedio 4.5%. La cuota de bolsillos, es sin quizás, la más alta de toda la Región. Es decir, lo que tienen que pagar los usuarios de salud, por diferencias de pagos.
  8. La Tasa de Ni Ni, la más alta de toda la Región: 22.5%. Jóvenes que ni estudian ni trabajan.
  9. A 6 años en la Dirección del Estado, el Presidente Danilo Medina, no ha realizado un aumento general en la Administración Publica. Varias veces dijo que un salario de RD$10,000 pesos mensuales no dan para nada. Todavía, esos US$103.37 dólares, que es igual a RD$5.117 pesos, son los que rigen en la Administración Publica como salario mínimo. Alrededor de un 18 a un 20% de los empleados públicos, se encuentran en ese escalón salarial
  10. Tenemos la movilidad social, vertical, ascendente, más pírrica de toda la Región: 2%. En un Estudio Internacional se le preguntó a los jóvenes dominicanos, como podían salir de su situación económica social: 45%, dijeron que siendo PELOTEROS o vendiendo DROGAS.

Tenemos una sociedad muy vulnerable, cuya pobre agenda política repercute en la profunda deuda social, haciendo más difícil la democracia, ésta democracia diabética, famélica que cual borrasca, diezma la gobernanza y la gobernabilidad.